Josefa Palacios, la mujer que inmortalizó el desembarco de los Treinta y Tres Orientales.

5/03/2018

Josefa-Palacios-desembarco-33.jpg

Veinticuatro años antes de que Juan Manuel Blanes diera luz el famoso cuadro “El juramento de los Treinta y Tres Orientales” (1878), la coloniense Claudia Josefa Palacios legaba el primer óleo con la escena de los patriotas desembarcando en la Playa de la Agraciada. Llevó por título “Desembarco de los Treinta y Tres Orientales” (1854).  Plasmó la escena en un bosque indígena sobre la costa, seguramente inspirada en los relatos frescos de la cruzada libertadora, de la que sólo la separaban 29 años.

La obra pasó inadvertida para la mayoría de los uruguayos, hasta que en 2012, la investigadora Sonia Bandrymer la rescató para el proyecto  “Arte Activo. Catálogo digital de artistas visuales de Uruguay”, organizado por la Dirección Nacional de Cultura y el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay.

A continuación transcribimos el texto que puede leerse en el mencionado catálogo (*).

Josefa Palacios

(s/f  – 1881)

Nació en Colonia del Sacramento en la primera mitad del siglo XIX, perteneció a una familia del patriciado local. En la actualidad, el Archivo Histórico Regional ubicado en Colonia del Sacramento, tiene como sede la "Casa de Palacios" ubicada en la calle Misiones de los Tapes Nº 115.

Su trayectoria está documentada en la prensa de la época, "El Comercio del Plata" del 3 de diciembre de 1849. La realización de la obra "Desembarco de los Treinta y Tres Orientales" en 1854, marca su trascendencia en la historia del arte nacional.

Dicho óleo fue ejecutado con más de veinte años de anterioridad a la de su compatriota Juan Manuel Blanes, apenas un par de décadas después de acaecido el hecho histórico. La pintura pertenece al acervo del Museo Histórico Nacional, fue restaurada por primera vez en 1913 por el pintor Ernesto Laroche, dos años después de ingresar a su acervo.

Falleció en 1881. Una calle de Montevideo lleva su nombre, está ubicada en Paso de la Arena.